Tu forma de pensar determina tu forma de ver el mundo y cómo te relacionas con el

  Pregunta

Estoy haciendo una serie de cosas que no me gustan con mi vida, no se por qué las hago y no sé cómo
dar un paso al lado… la mochila esta muy pesada…”

Respuesta

Lo primero importante es que entiendas, si realmente quieres hacer un cambio en tu vida y sentir que eres el dueño de ella, (porque en realidad así lo es), es que NADIE MANDA EN TU MENTE, NI EN TUS PENSAMIENTOS, SOLO TU, el pensamiento es el motor de la acción, tu forma de pensar determina tu forma de ver el mundo y cómo te relacionas con el .

Es importante entender que Nadie hace algo “sin querer hacerlo”, no existe el la tierra ningún ser humano que no haga algo, si el hacer ese algo, “lo que sea”, no le trae algún beneficio o le sirve para satisfacer alguna necesidad o carencia, por lo tanto No existe el “sin querer hacerlo” es decir, si lo haces es porque ocultamente hay lo que se llama ganancias secundarias, puede ser que lo que ganas o la necesidad o carencia que satisfaces en ese momento no las veas tan claramente, de hecho cuando quieres algo, que realmente te interesa, nadie te para.

El ser humano se mueve en pos de satisfacer sus carencias, necesidades y el impulso del Ser hacia la plenitud, el resto es pura alucinación.
Cuando me refiero a necesidades, pueden ser de distinta índole, necesidad de validación, necesidad de aprobación, necesidad de no sentirse solo, necesidad de comodidad, necesidad de no sentirse malo, necesidad de sentirse bueno, necesidad de no sentirse rechazado, necesidad de sentir amor, necesidad de generosidad, necesidad de sentirse útil, necesidad de dejar huella, necesidad de comodidad, necesidad de amar, etc.

El punto es que sería conveniente que revisaras cual necesidad estás satisfaciendo actuando como lo estás haciendo, tomar la lupa interior y preguntarte ¿que necesidad o carencia estoy satisfaciendo?, y luego cómo puedes satisfacerla de otro modo, es decir obtener el mismo beneficio o uno mejor, por otro camino, que no sea el que siempre has hecho que tiene altos costos, si no, no te dolería o no sufrirías, el dolor te avisa que si sigues por ese camino, el dolor continuará. Esto es un aliciente para el cambio.

Entonces la idea es descubrir cúal es la necesidad o carencia que estás satisfaciendo con tu conducta y luego ver cómo puedes satisfacerla de una manera nueva y que no te genere dolor o insatisfacción, el verse, es decir, la introspección y la meditación, combinados ambos dos, son caminos eficientes, no existen las soluciones mágicas. Las soluciones mágicas, solo fomentan la víctima, porque no existen y como no existen te dejan al borde de la frustración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *