Sin desapego no hay disfrute

Pregunta:
Hay que saber gozar desde el corazón para luego aprender a desapegarse ?

Respuesta
Abrir el corazón, disfrutar y el desapego son parte esencial del desarrollo de la conciencia, sin desapego no hay disfrute, el punto es comprender la dinámica del desapego y no confundirlo con la indolencia, indiferencia, desmotivación, falta de interés, indiferencia o represión, que son con aspectos de la conciencia ligados al ego que contraen la conciencia.

La conciencia contraída es ignorancia. Como todos esos aspectos de la conciencia contraída son ignorancia terminan en dolor, toda ignorancia inevitablemente termina en dolor, justamente para que salgas de ella y no siga haciéndote daño, la vida siempre esta a favor tuyo, confabulando de múltiples maneras para que puedas expandir tu conciencia y como consecuencia de ello el bienestar y la plenitud se hagan parte de ti.

En este proceso de expandir la conciencia, comprender la dinámica del desapego es una herramienta que te permitirá expandir el corazón rápidamente y experimentar la generosidad de la vida.
El desapego es un sentimiento de profunda confianza en la vida y en ti misma, porque has comprendido y experimentado la generosidad de la vida, y porque has comprendido y experimentado que eres un Ser trascendente que está plenamente capacitado para responder sin sufrimiento, si quieres, a cualquier situación que necesites experimentar y que la vida generosamente te brinda. En cambio, el apego es una forma contraída de la conciencia y que se experimenta como miedo, miedo a no sentirte capaz de vivir sin aquello a lo que estás apegada, es decir a perder lo que tienes, pero el apego es una paradoja porque apegándote quieres conseguir bienestar, pero al mismo tiempo el miedo a perder te genera malestar, miedo porque tengo, miedo si pierdo lo que tengo, finalmente miedo por que si, miedo porque no, pero en esta dinámica del miedo estas desconociendo todas tus capacidades y si en algún momento la vida te da algo que no te gusta o sientes que te quita, puedes confiar en tu capacidad de cambiarte a ti misma o cambiar el entorno, de suplir, de crear, etc, la posibilidad de hacer esta siempre presente en tu realidad porque tienes el poder de hacerlo, porque además la vida se sostiene en la transitoriedad y la generosidad por lo tanto la posibilidad del cambio, de hacer, esta siempre presente, y si te detienes a observar con atención, la salida también esta presente o puedes crearla, por lo tanto el bienestar es algo que la vida siempre te esta ofreciendo, pero depende de ti tomarlo o no.

El desapego es la base del disfrute, es un estado de profunda confianza en ti y en la existencia, una profunda confianza en que puedes, siempre puedes, donde no hay temor en el dejar, ni temor a lo que pueda llegar, porque la vida generosamente se está brindando y propiciando nuevas experiencias que te permiten expandir tu conciencia, quedas libre del control, del dominio, de la frustración, del aferrarse, del miedo a la carencia, entras en el flujo generoso de la existencia sin resistencia porque lo percibes y experimentas.

Si te aferras a tu Ser, a aquello que es eterno, que está más allá del tiempo y que no cambia nunca, nunca podrás perderlo porque es lo único que realmente te pertenece y justamente porque es eterno no podrás experimentar el miedo, porque allí el miedo no tiene cabida y podrás vivir lo transitorio como un regalo, como si fuera un obsequio, que de hecho lo es.

El apego esta ligado al ego y este funciona como un dique, como algo que detiene el fluir de la existencia, la contrae y la estanca, la energía estancada se deteriora, es como un río que pierde su fluir y se estanca, el agua estancada si no se oxigena, es decir no se renueva, comienza a descomponerse, con el apego todo se estanca, se deteriora, se frenan los procesos, los afectos se contaminan, se deterioran. En cambio, soltar y confiar, permite que la vida se ajuste, que se renueve y esa nueva energía entra como si fueran los rallos del sol del amanecer, trayendo luz a tu conciencia.

Muchos confunden el apego con amor, al amor no sabe nada de apegos, de control, de sometimiento, de miedo, de celos de desconfianza de carencia, el apego te aleja, te separa, te aísla, contrae tu libertad, en el tiempo genera el efecto contrario, si tu intención es retener ese supuesto amor, estas logrando el efecto contrario en el tiempo, el ego muchas veces recubre sus necesidades egoístas con la palabra amor, en cambio el Amor surge del corazón, es expansivo, es liberador, surge de la confianza y la plenitud, es eso lo que sostiene el desapego, el apego es consecuencia de tu conciencia contraída y el Amor surge de tu conciencia expandida, entonces tenemos que el desapego es la consecuencia de un darse cuenta, darse cuenta de que puedes confiar plenamente en la generosidad de la existencia y tu capacidad de responder frente a todo lo que te sucede, sin temor.

Andrés Cruz Alemany 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *